_____                 _            _        
| ___ \               | |          | |       
| |_/ /   _ _ __ ___  | |_ _____  _| |_ ___  
|  __/ | | | '__/ _ \ | __/ _ \ \/ / __/ _ \ 
| |  | |_| | | | (_) || ||  __/>  <| || (_) |
\_|   \__,_|_|  \___/  \__\___/_/\_\\__\___/ 
noticias en texto simple --------------- RSS
     

Regresar | Leer en txt

Dos botargas protagonizan una historia fantástica de la CDMX

Por: Ana Mónica Rodríguez

Dos actores, en personajes que visten botargas por su trabajo en un parque de diversiones, "generan diversas emociones solo con su voz y expresión corporal".

El cortometraje Blackout capítulo 4: una llamada a Neverland, escrito y dirigido por Manuel Camacho Bustillo, fue planteado para que a Bruno Bichir y Juan Carlos Vives nunca "se les viera la cara" en una historia fantástica que se desarrolla en la Ciudad de México.

Sobre esta comedia de humor negro, Bichir dijo: "Continúo celebrando este riesgo, el cual estuvo en las conversaciones de si valdría la pena que en algún momento estos dos hombres se quitaran la cabezotas de las botargas y conociéramos a los actores detrás de esos personajes".

En realidad, "fue un gozo hacer este corto, porque si algo me gusta desarrollar es el proceso físico de un personaje y qué mejor que en una botarga. No hay para dónde huir", agregó.

En Blackout..., filmado en la Feria de Chapultepec, "fue un gozo ensayar, hacer cada toma, haber descubierto, explorado y reírnos mucho; fue una gran travesura hablar de estos dos personajes perdidos en la noche adentro de sus botargas, lo que también podría parecer patético. La historia nos obligó a ser cómplices".

Incluso, en "ese momento tenebroso donde las horas pasaban y yo decidí seguir encerrado en la botarga porque un actor no quiere romper con la ficción o busca estirar ese momento hasta la muerte".

En una charla que Camacho sostuvo con Bichir en la plataforma Zoom, habló de cuando buscó al actor para que encarnara al palomero, así como los momentos que vivieron durante la filmación en el estudio y la locación. "Recuerdo que el cuello de la botarga se te movía y le pusimos soportes; con todo eso, hay una interpretación del personaje que reflejó alegría e inocencia, entre otros sentimientos", dijo.

"Todos cargamos un disfraz"

La historia versa “alrededor del éxito, porque cada uno, hoy día y a lo largo de nuestra vida, hemos tenido nuestra propia botarga. En la trama un gran anhelo de los hombres llegar a ser el zorro, el personaje principal en la feria, mientras el suplente de botarga –el palomero– sueña con crecer en este mundo”, agregó el director.

Es decir, ambos hombres, "se desnudan en sentimientos, pero nunca se quitan la máscara, con toda la intención de hacernos sentir sus emociones y propiciar reflexiones". En el proyecto, en blanco y negro, un apagón de energía provoca historias extraordinarias.

Se estrenó en 2013 y ganó mejor dirección en Cartagena de Indias, Colombia; mención especial en Huesca, España y la selección oficial en los festivales de Guadalajara, Guanajuato y Morelia.

Se puede ver en línea en https:// vimeo.com/401155881 desde el pasado 25 de mayo.

Vía

https://www.jornada.com.mx/2020/05/28/espectaculos/a08n2esp

Regresar | Leer en txt