_____                 _            _        
| ___ \               | |          | |       
| |_/ /   _ _ __ ___  | |_ _____  _| |_ ___  
|  __/ | | | '__/ _ \ | __/ _ \ \/ / __/ _ \ 
| |  | |_| | | | (_) || ||  __/>  <| || (_) |
\_|   \__,_|_|  \___/  \__\___/_/\_\\__\___/ 
noticias en texto simple --------------- RSS
     

Regresar | Leer en txt

Aprende en Casa desconoce la limitada disponibilidad de la tecnología en zonas rurales

Por: José Antonio Román

El cierre obligado de instituciones educativas debido a la emergencia sanitaria y su consecuente programa emergente `Aprende en Casa', basado en recursos tecnológicos tales como tabletas, computadoras, teléfonos celulares y televisión, obliga a pensar seriamente en estrategias que no ensanchen aún más las diferencias sociales ya existentes en el país, señaló Diego Juárez Bolaños, del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (Inide) de la Universidad Iberoamericana.

Explicó que este programa impulsado por la Secretaría de Educación Pública (SEP) desconoce la limitada disponibilidad de estos recursos en buena parte de los territorios rurales, donde apenas 22 por ciento de los hogares cuenta con alguna computadora, 47 por ciento de sus pobladores tienen acceso a Internet y 58 por ciento a telefonía celular.

Por un lado, dijo, en medio de esta situación se debe pensar en estrategias que no acrecienten las diferencias de acceso a recursos de los estudiantes del sistema educativo, y por el otro, dejar de entender a la educación como sinónimo de escolarización.

El investigador Juárez Bolaños propuso que los recursos educativos que oferten las autoridades (ya sean tecnológicos o impresos), sean considerados sólo un medio, pues a veces parecería que la existencia de tales recursos, por sí mismos, son suficientes para garantizar los aprendizajes, cuando lo más relevante serán los contenidos y actividades a los que se puedan acceder y trabajar por medio de esos recursos.

En relación con el segundo punto, consideró que la emergencia actual abre la posibilidad de dejar de pensar que la educación sólo existe en las cuatro paredes de las aulas, sino que se retome su definición de una manera más amplia. “Ello implica revalorizar los conocimientos y saberes locales y contextuales, lo mismo que advertir la importancia del hogar y la comunidad como espacios de aprendizaje, y reconocer que con las escuelas cerradas podríamos ganar más como sociedad de lo que se ‘pierde’”, dijo.

Es necesario, añadió, retomar la importancia del juego como espacio de aprendizaje, del fomento a la imaginación y de la creatividad, aspectos que la escuela actual ha relegado en la búsqueda de la homogeneización del alumnado.

Vía

https://www.jornada.com.mx/2020/05/07/politica/014n3pol

Regresar | Leer en txt