_____                 _            _        
| ___ \               | |          | |       
| |_/ /   _ _ __ ___  | |_ _____  _| |_ ___  
|  __/ | | | '__/ _ \ | __/ _ \ \/ / __/ _ \ 
| |  | |_| | | | (_) || ||  __/>  <| || (_) |
\_|   \__,_|_|  \___/  \__\___/_/\_\\__\___/ 
noticias en texto simple --------------- RSS
     

Regresar | Leer en txt

No caer en pánico; el país ya adoptó las medidas correctas, afirma experta

Por: Arturo Sánchez Jiménez

El comportamiento de cada persona hará la diferencia, sostiene Laura Alicia Palomares, del Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional

Es previsible que en las próximas dos o tres semanas México comience a registrar casos de contagios del Covid-19, caracterizado como pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Ante este escenario, no hay que caer en pánico, pues el país ha adoptado medidas correctas ante la contingencia. Sin embargo, es indispensable que cada persona realice las acciones necesarias para prevenir la propagación de la enfermedad, como lavarse las manos en forma frecuente, sostiene Laura Alicia Palomares Aguilera, integrante de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia del Coronavirus.

La científica del Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) considera que el país está a tiempo de controlar la enfermedad y no pasar por una situación como la que vive Italia, donde el gobierno decidió imponer medidas de aislamiento en todo el territorio, pues es el país con más muertes a causa del Covid-19 fuera de China. Además, explica, en territorio mexicano podría haber una ventaja para contener la propagación del virus: el clima cálido.

En opinión de la investigadora, lo que hará la diferencia es el comportamiento individual para controlar la propagación del coronaviurs. `En Italia no se tomaron en serio las medidas de prevención y por eso se salió de control', afirma en entrevista telefónica.

–¿Cómo valora la respuesta que hasta ahora ha tenido el gobierno mexicano frente a la pandemia?

–Ha sido buena. Sin embargo, llama la atención el número tan limitado (alrededor de 260 casos) de personas que han sido analizadas, lo que tiene que ver con la definición que ha hecho el gobierno. Probablemente se están escapando algunos casos de la detección.

–¿Cuándo prevén que sea el momento en que el virus podría propagarse en México con más celeridad?

–A partir de los datos que se han obtenido de lo que ha sucedido en otros países, podemos esperar que en dos o tres semanas comience la siguiente fase de la enfermedad en México: los contagios locales.

–¿Qué porcentaje de la población sería susceptible de contraer el Covid-19?

–Un alto número de personas. En otros países, como Alemania, las autoridades han hablado de que podría contagiarse alrededor de 70 por ciento de la población; también lo han referido así las autoridades en México. A algunas personas esto les parece exagerado, pero puede ser que muchos de nosotros estemos en contacto con el virus. La mayoría no tendrá síntomas fuertes o serán casos asintomáticos.

–¿El país está a tiempo para contener la pandemia?

–Me parece que sí, pero depende de cada uno de nosotros.

–¿Es verdad que el clima de nuestra región podría ayudar a que no se propague la enfermedad con tanta rapidez como en otros países?

–Existe un reporte de que el virus en ambientes cálidos se transmite de manera más limitada, eso puede protegernos, sería una ventaja. Pero de ninguna manera podemos fiarnos de ello, más bien cada uno debe tomar conciencia.

–¿Cuáles son las medidas más importantes para contener la propagación de la enfermedad?

–Las que tienen que ver con las acciones que adoptemos cada uno como ciudadanos. Es nuestra responsabilidad evitar que el virus siga circulando. Es muy sencillo: debemos dejar de saludarnos de beso, dejar de abrazarnos, lavarnos las manos frecuentemente y evitar tocarnos la cara. De no seguir las recomendaciones, la situación podría salirse de control, como en Italia.

–¿Son efectivos los cubrebocas para prevenir los contagios?

–No, es claro que su uso no es necesario, pues no evita los contagios. Si estamos sanos, usarlos incluso podría ponernos en riesgo, porque el cubrebocas hace que nos toquemos la cara continuamente para acomodarlo, lo que puede propiciar un contagio. Sólo debe ser utilizado por quienes ya están enfermos, que en principio no deben salir de casa, pero si lo hacen y llevan uno, esto sirve al resto de la sociedad para alertarnos de que debemos permanecer a una distancia de ellos de al menos un metro.

–¿Por qué es importante disminuir los contagios?

–Lo importante es disminuir la velocidad de los contagios, pues si todos nos enfermamos, el sistema de salud del país difícilmente va a poder contender con la contingencia; pero si la velocidad de contagio es lenta, habrá un menor número de pacientes enfermos en cada momento y el sistema podrá atenderlos. Además, debemos hacerlo no por las personas sanas, sino por las vulnerables: los adultos mayores, los que toman medicamentos para regular el sistema inmunitario, los que tienen alguna enfermedad previa.

–¿Cuándo podría haber una vacuna contra esta enfermedad?

–Se está trabajando en ella, pero esto es una medida que estará lista en el largo plazo. Hay desarrollos en Estados Unidos de tratamientos y de una vacuna específica, además de una vacuna que ya se había desarrollado para el SARS, un virus semejante al Covid-19. Pero para que todo esto llegue a la población se va a requerir mucho tiempo.

–¿México tiene capacidad para producir una vacuna contra esta enfermedad?

–Hemos descuidado, lamentablemente, nuestra capacidad de producción de nuevos medicamentos y somos totalmente dependientes del exterior. Debemos darnos cuenta de que estos fenómenos suceden periódicamente y de que es importante desarrollar la capacidad para producir biofármacos en el país. Es un asunto de seguridad nacional que México sea autosuficiente al menos en algunos medicamentos.

Vía

https://www.jornada.com.mx/2020/03/13/politica/004n1pol

Regresar | Leer en txt