_____                 _            _        
| ___ \               | |          | |       
| |_/ /   _ _ __ ___  | |_ _____  _| |_ ___  
|  __/ | | | '__/ _ \ | __/ _ \ \/ / __/ _ \ 
| |  | |_| | | | (_) || ||  __/>  <| || (_) |
\_|   \__,_|_|  \___/  \__\___/_/\_\\__\___/ 
noticias en texto simple --------------- RSS
     

Regresar | Leer en txt

Una nueva revolución en los medios significa que estamos cada vez más solos

Por Merrill Brown

Nota del editor: Merrill Brown es el fundador y presidente ejecutivo de The News Project Inc., una plataforma que provee tecnología y servicios a organizaciones de noticias medianas y pequeñas. Fue editor en jefe fundador del canal de televisión MSNBC.com, reportero y ejecutivo del diario “The Washington Post”, y director fundador de la Escuela de Comunicación y Medios de la Universidad Estatal de Montclair. Las opiniones expresadas en este comentario son propias del autor. Más en la sección de Opinión, en CNNE.com/OPINION

(CNN) — En un momento de crisis pandémica, cuando necesitamos nuevas voces, nuevas ideas y una verificación más exhaustiva de las denuncias, nos dirigimos a un mundo de medios con significativamente menos medios, menos caras nuevas y menos recursos.

El consumo de noticias y el uso de transmisión en línea, streaming, pueden estar aumentando, pero ahora el público necesita medios más autorizados y voces importantes y confiables como nunca antes. La crisis de covid-19 garantiza que terminaremos con menos.

Ese es el resultado de una revolución en los medios que se está acelerando dramáticamente por el coronavirus, similar a la ocurrida con la introducción de la televisión, el crecimiento del cable y el desarrollo de Internet en términos de cambios profundos. Esto ocurre solo en parte debido a las fuerzas del mercado y al cambio tecnológico. Pero, por primera vez, un fenómeno de los medios de comunicación se está acelerando como resultado de una catástrofe global.

Lo que estamos viendo es una nueva etapa de consolidación de noticias y entretenimiento. Muchas pequeñas y medianas empresas de información y entretenimiento digital se van a rendir, o serán engullidas por las grandes empresas como resultado del colapso del apoyo publicitario y las limitaciones de los bolsillos de los consumidores en la contracción económica.

Pero no es solo eso. Es casi seguro que la consolidación, especialmente la consolidación construida a partir del horror humano y económico, y no la nueva tecnología, el crecimiento económico o la innovación de productos, significará menos voces creíbles, menos alta calidad, nuevas noticias y opciones de entretenimiento, más uso de la programación existente. por redes y por distribuidores, y más opciones de bajo costo.

“Veremos cómo el coronavirus acelera la tendencia de los medios digitales durante muchos años, lo que hace que todo se parezca cada vez más al viejo oligopolio mediático”, me dijo el consultor de la industria Howard Homonoff en una entrevista.

Las empresas que probablemente sean engullidas y fusionadas o cerradas incluyen: periódicos, sitios de noticias a gran escala e incluso más pequeños que dependen de la publicidad y las redes de programación de televisión nuevas de segundo nivel, y redes heredadas de baja calificación, que tendrán dificultades para hacerlo por su cuenta. Están en riesgo en este proceso, pero también lo está la psique colectiva.

Sin duda, es importante que Amazon, Google, Comcast, Disney, AT&T y un par de otros gigantes de los medios (CNN es una división de WarnerMedia, que forma parte de AT&T) se mantengan saludables y vibrantes, incluso cuando otros a su alrededor colapsan. Estas grandes empresas nos brindan servicios vitales como entregas y acceso a Internet, así como noticias y entretenimiento, y lo hacen a escala global. Pero no hay nada bueno en todo esto para los consumidores de medios que buscan más voces en nuestro discurso político, o para el talento creativo emergente que busca plataformas.

Si bien el auge de los medios de transmisión como Netflix ha creado nuevos mercados para la televisión y el cine, los servicios de transmisión y las redes de cable que parecían estar en un momento de auge cuando comenzó el 2020, se contraerán a medida que las salas de cine colapsen por no poder ni siquiera abrir sus puertas, mientras los productores se apresuren a financiar programas de televisión en una grave recesión económica.

Mientras tanto, la industria periodística local puede estar condenada. “La creencia convencional era que los ingresos de la prensa todavía mantenían unida a la industria de los periódicos”, dijo Dave Morgan, presidente ejecutivo y fundador de Simulmedia, una plataforma de publicidad televisiva, en una entrevista reciente. “Ahora eso se vendrá abajo”. Quizás, sugirió Morgan con esperanza, al notar la contracción ya segura en los periódicos diarios, hay un “lado positivo”: el colapso acelerado nos llevará a lo siguiente y necesitaremos medios y publicidad para guiarnos a través de esta crisis. “Los medios nunca han sido más importantes de lo que son ahora”.

A pesar del creciente interés de la gente en leer más información en medio de la pandemia, los periódicos están reduciendo personal e incluso dejan de salir algunos días. Además, la audiencia de las redes de noticias ha aumentado más del 50% y las descargas de aplicaciones para todo tipo de medios de comunicación han aumentado. Al mismo tiempo, el desarrollo piloto de TV se está quedando atrás, y los esfuerzos de desarrollo de nuevos programas, ahora estancados, no se recuperarán pronto.

Los expertos de la industria habían pronosticado un futuro expansivo para los servicios de transmisión. The New York Times describió en noviembre el auge de la transmisión online, como un “cambio sísmico” en la manera en que Hollywood hace negocios. Pero incluso con el auge de la audiencia televisiva por la cuarentena, el futuro de los nuevos servicios de streaming y de los nuevos artistas, se dibuja incierto.

“Toda la industria de la televisión se reestructurará”, observó Morgan en la entrevista. “No hay suficientes ingresos por suscripción para soportar múltiples redes de transmisión. Estaban siendo subsidiados por los mercados de capitales. Ese soporte no estará allí, pero espero que vean más soporte publicitario en estos servicios” para llenar los vacíos y estabilizar sus perspectivas comerciales. Además, señala Morgan, la capacidad de The Walt Disney Company para suscribir nuevos servicios como su propio Disney + con enormes ganancias de los parques temáticos ahora cerrados está fuera de lugar en el futuro cercano.

Entonces, menos canales, menos periódicos y luchas en los medios digitales, incluso cuando emerge un mundo aspiracional de nuevas empresas de noticias digitales a pequeña escala para tomar el lugar de las grandes editoriales.

Pero incluso para los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. está claro que necesitamos fuentes públicas y la confirmación de los medios para tomar decisiones y verificar lo que nos dicen. ¿Qué podría ser más importante en este momento?

Los CDC, el año pasado, en un artículo titulado “La psicología de una crisis” señaló que necesitamos la validación de voces frescas, familiares, creíbles y locales en momentos de crisis. “Recordamos lo que vemos y tendemos a creer lo que hemos experimentado”, señala el documento. “Durante las crisis, queremos que se confirmen los mensajes antes de tomar medidas”. Esa confirmación se recibe cuando los que están en crisis “cambian los canales de televisión”, cuando llamamos a amigos y familiares, cuando “recurrimos a un líder local conocido y creíble para que nos asesore” y verificamos lo que dicen nuestros contactos en las redes sociales. “Esta primera confirmación, antes de tomar medidas, es muy común en una crisis”.

Vía

https://cnnespanol.cnn.com/2020/04/09/opinion-una-nueva-revolucion-en-los-medios-significa-que-estamos-cada-vez-mas-solos/

Regresar | Leer en txt